‘Arrietty the Borrower’, una fábula light del maestro Miyazaki

Definitivamente es irremediable caer en un sueño infantil cuando tienes delante una obra del genio Miyazaki. Si los sueños pudiesen ser grabados para después ser reproducidos en una pantalla desearía que fueran como la animación de Miyazaki. No será su obra más exuberante o la más fantasiosa pero no cabe duda que la magia de Miyazaki contagia todo escenario y personaje. Más que una película tienes la sensación de ver una fábula, ese cuento que el padre le cuenta a su hijo antes de dormir, ‘The Borrowers’ es una bonita fábula sobre la vida.

Un film a medida de niños y mayores, Miyazaki tiene esa característica, es capaz de enamorar a los niños con mundos de fantasía y capaz de sorprender a mayores con sus historias. La mano de Miyazaki queda patente rápidamente, entre los elementos que le delatan tenemos a esos personajes que nos son tan familiares, personajes en su niñez hasta aquellos que gozan de una cómoda y juvenil vejez. Pero sobre todo son sus reacciones las que delatan a su creador. Si nos fijamos bien la reacción que muestran los personajes ante la sorpresa o el miedo suelen ser similares; también hay otros detalles como es el caso de Spiller, el borrower cazador, hay una escena suya en la que muestra orgulloso su arco y al tensarlo podemos ver como si el personaje se engrandeciera, se hinchara como si de un puercoespín se tratara. Aunque quizás lo más peculiar y característico de los personajes de Miyazaki sean las viejas, esas viejas de ojos grandes algo siniestras y maquiavélicas que tanto nos entretienen.

Otra de las grandes virtudes que nos vamos a encontrar es la facilidad con la que crear entornos enigmáticos, desde una casita de muñecas repleta de lujos y detallada a la perfección hasta como seres diminutos decorarían su casa como el utilizar una caballo de ajedrez a modo de busto, sellos como cuadros o cinta adhesiva como un utensilio de escalada.

Otros detalles que podemos destacar es la luminosidad y colorido del jardín además de esos pequeños insectos que se muestran con ojos tiernos en todo momento. Y sobre todo destacar un elemento esencial que hace de este film algo mágico… la música. La banda sonora es colosal, y nos embriaga con su dulzura convirtiéndose en el acompañante perfecto durante nuestra travesía cinematográfica.

Quizás lo que más me haya sorprendido de la película sea su propia final, nada propio si hablamos de una película de animación y más de un cuento o fábula. Sin embargo si se analiza en frío puede que muchos se hayan quedado con la sensación de que otro final habría sido más popular pero lo que nos enseñan y nos dicen, ese mensaje que traslada la película, queda bien reflejado en su final. La película habla sobre la vida, sobre el hecho de no rendirse y seguir luchando por sobrevivir. Eso es lo que desde tiempos ancestros los borrowers practicaban y fue toda una lección que el protagonista humano tuvo que aprender de ellos. La vida sigue y nos nos debemos detener ni perder la esperanza.

En definitiva podemos decir que quedaremos satisfechos pues el nombre de Miyazaki es sinónimo de calidad. Hay que advertir que esta es una historia más íntima, sencilla; no veremos ese derroche de fantasía de otros títulos con grandes y mecánicos artefactos por ejemplo. Una película que se transformó en fábula; una historia que se convirtió en un cuento infantil. Disfrutadla!!!

Anuncios

Acerca de kitanotakeshi

Vivo en Valencia y soy un gran aficionado al cine asiático.
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s