‘Countdown’, cuando en la muerte encuentras respuestas a tus preguntas

Este drama coreano protagonizado por Jung Jae-young es una muestra más de lo que el cine coreano de calidad nos puede ofrecer. ‘Countdown’ se va a caracterizar principalmente por esa peculiar manera de ir ascendiendo, ganando en importancia e interés. Lo que vemos en las primeras imágenes y compases del film no tendrá nada que ver lo que nos encontraremos minutos después y más aún con lo que nos deparará en su tramo final.

Como buenamente nos tiene acostumbrados el señor Jung Jae-young (‘GLove‘) vuelve a convertirse en el pilar principal donde recae todo el peso de la película. En un papel que se complica con el paso del metraje el protagonista de esta historia se convierte en cobrador de morosos causalmente e irónicamente para saldar así su deuda. Sin embargo el director pronto deja claro que no se trata de una historia sencilla sino que rápida y fríamente todo el escenario cambia cuando se le diagnostica un cáncer de hígado y le dan como esperanza de vida tres meses. Pero a pesar de todo hay una pequeña salida, un trasplante podría ser viable aunque no garantiza el éxito además tiene una fecha máxima para encontrar un donante compatible. A este giro psicológico del personaje se le añade uno más, el protagonista tuvo un hijo quien murió en la niñez y tal dolor le provocó una amnesia temporal; su hijo fue donante de órganos por lo que nuestro protagonista deduce que alguno de los receptores de órganos al ser compatible su hijo podría ser compatible con él.

La película transcurre sobre esa línea argumental claro que la única receptora que parece estar de acuerdo con ayudarle sale de la cárcel por estafa y tanto ella tiene planes de venganza como otros quieren vengarse de ella produciéndose un trío persecutorio con nuestro protagonista en medio de todos. Es entonces cuando de forma sutil detalles sobre el pasado del personaje van apareciendo y comienzan a aparecer flasbacks sobre su hijo. Esta es la verdadera historia que se enmascara detrás de los estafadores y venganzas e incluso el trasplante de hígado. El director, el debutante Huh Jong-ho, logra y muy acertadamente la manera de tratar el drama personal del protagonista; una vez analizamos la película observamos como hay una sucesión de flasbacks que se van haciendo cada vez más continuos y extensos e incluso ciertas frases del inicio se están convirtiendo en conversaciones o hechos pasados. La lectura de éstos sucesos es bien sencilla y a su vez brillante, al tiempo que el protagonista va recuperando la memoria perdida todo se aclara en su mente y el espectador es partícipe de esa recuperación. Al final de la film cuando todo lo ocurrido es recordado al fin el protagonista y espectadores conocemos la verdad sobre su pasado. Así, sin trampas ni cartón, de una forma limpia donde nada se oculta y la evolución del personaje va unida al espectador el resultado final es una conjunción magnífica donde como si de una siembra se tratara durante el metraje hemos sido cuidados y regados para recoger el dulce fruto al final. Ahí radica otra característica positiva, la atracción que ejerce la película a medida que se desarrolla, incluso convirtiéndose el pasado en el verdadero foco de interés para el espectador por encima del presente.

Un resultado final lleno de sentimientos y dramático donde el director consigue poner en jaque el corazoncito del espectador. Una historia donde un hombre casi perdido, sin rumbo en la vida, donde conocerá el amor, conocerá el sentido de la vida y llorará como su se tratarse de la primera vez. Les repito, la verdadera historia de esta buena y muy recomendable película está oculta, no traten ni fuercen el adivinar o cavilar su resultado, tan solo déjense llevar por el director, acompañen al protagonista en su lucha por vivir, descubran con él, compartan con él y disfruten del buen cine.

Acerca de kitanotakeshi

Vivo en Valencia y soy un gran aficionado al cine asiático.
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ‘Countdown’, cuando en la muerte encuentras respuestas a tus preguntas

  1. Pingback: Un asesino en serie convertido en escritor, trailer de ‘CONFESSION OF MURDER’, temido en el pasado y famoso en el presente | octavosamurai

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s