‘My Paparotti’, en dos palabras… Nessun Dorma

My_Paparotti-0022

Cuando una historia por simple que pueda parecer; Cuando un argumento parezca solo tener una vía de salida; Cuando todo de antemano pueda ser plano, sin genio ni oportunidad de sorprender todo queda reducido al trabajo de los protagonistas, al trabajo de los actores quienes tienen que hacer olvidar al espectador que está sentado frente a una pantalla. Ellos deben convencernos de su historia. Véase ‘My Paparotti’ como un ejemplo positivo de ello.

Un joven problemático que pertenece a las bandas de la ciudad desde muy temprana edad tiene una afición oculta, cantar, después de pasar por varias escuelas acaba en una donde encuentra la horma de su zapato, el profesor de canto. Toda la película se basa no en el talento del joven sino en la relación que ambos mantienen, esa relación que crece y madura conforme pasan los minutos. Odio, admiración, afecto, orgullo… todo enmarcado en momentos tan divertidos como dramáticos, entre risas, momentos de gloria y tragedia. Es sin duda un trabajo excepcional por parte del los dos actores principales quienes su trabajo han hecho de esta película lo que es, una gran película recomendable donde reirán y se emocionarán, un film para ver en pareja o en familia o una tarde en soledad junto a un buen café y unas galletitas. Lee Je-Hoon es el joven que interpreta al talento problemático mientras que el actor Han Suk-Kyu (‘The Berlin File’) interpreta al profesor de canto.

‘My Paparotti’ está inspirada en hechos reales. El protagonista está basado en Kim Ho-joong quien apareció por primera vez en el programa de la televisión coreana STARKING en julio de 2009. Durante el programa Kim sorprendió al público por su voz haciendo a parte del público llorar tras contar la historia que se ocultaba detrás de su figura. Creció en un ambiente poco apropiado, uniéndose a las bandas desde muy niño, solo gracias a los esfuerzos de su abuela empezó a cantar desde pequeño.

El film guarda momentos geniales para todos los gustos, el principio de la película es muy divertido entre el joven mafioso y el profesor incluso con compañeros de clase. Entre los secundarios la presencia del genial actor también Oh Dal-su garantiza cada escena en la que aparece. He de admitir que no soy de los que se gusta emocionar pero no pude evitar que las emociones del momento unida a la música clásica de la mano de Pavarotti terminasen por arrancar lágrimas de emoción en un final que si para nada es sorprendente, no lo necesita. Déjense llevar por las emociones, caigan en los brazos de los sentimientos y déjense mecer por la mano de la música clásica.

Anuncios

Acerca de kitanotakeshi

Vivo en Valencia y soy un gran aficionado al cine asiático.
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s